jueves, 23 de noviembre de 2017

Los sueños son una forma de escapar de la realidad. A veces, me sueño amada, me sueño entendida, me sueño aceptada. ¿Por qué será?

martes, 14 de noviembre de 2017

Desgastada. Se erosiona poco a poco mi alma. Se va, se pierde. Nunca alcanza, todo es nada.  No me culpen si evado mi ser, si pido que me dejen de soñar. Estoy cansada. Cansada de la manera en que se te curva la espalda, los hombros se te juntan y la cabeza conoce tu pecho. Cansada, como si sostuviera el mundo. Cansada como un dolor que te paraliza en el medio del cuerpo, el llanto ahogado y un abrazo que no llega. Cansada. Cansada de necesitar a alguien y solo tener reproches. Cansada de que cada vez que me muestro débil, aprovechen para golpearme más fuerte. Cansada. No quiero más nada. No quiero soñar, ni vivir. No quiero respirar si esto va a ser así.

Siempre fui, soy y seré poco para todos. Nunca alcanza, todo es nada.

lunes, 9 de octubre de 2017

Consumo. Lo necesito para seguir. Las manos me tiemblan. Me miro en el espejo y me ahoga el reflejo que veo. Las ojeras ya son mías, la sonrisa de la Mona Lisa.
Consumo. No resisto el peso del mundo. Como en mi sueño, me vuelve a aplastar. No resisto.
Consumo y la sensación de angustia está ahí. Sé que está expectante para salir, pero no puede, porque la até con sustancias. Sustancias que calman la angustia, pastillas para olvidar y un poco de melancolía que mezclar.
Ahora los presos somos dos: mi cerebro y yo. Él no siente y eso es lo que quiero. Gobernada como siempre. Si no es la rutina, es la vida, pero siempre es algo.
Consumo. Leo la receta para perderme la vida. 
Consumo. Consumo para callar a mi cerebro. Consumo para callarme a mí. Consumo para escapar en presencia.
Pero no entiendo cómo sedar mi corazón. Consumo. No lo logro. Consumo otra vez. Tampoco. Maldita la hipocresía de la medicina. El único dolor que mata en vida y sigo sin curar.
Mientras tanto, consumo.

domingo, 8 de octubre de 2017

Quizás la imaginación no nos juegue una mala partida después de todo. De alguna realidad tienen que salir todas esas ideas que te vuelven, una y otra vez, una ilusa en el amor.

9.10.12 - Facebook me recuerda lo capa que era escribiendo hace 5 años. Em.. No, bueno. Nada. Facebook solo recuerda que escapar de la realidad es una quimera.

sábado, 2 de septiembre de 2017

No me trago la mentira de que en los buenos tiempos se puede escribir. Esa es una mentira, una mentira que en algún lado oí,
En los buenos tiempos, se vive. Solo se escribe al morir. En los buenos tiempos, se vive. Escribiendo me morí.
No me trago la mentira de que soy parte de tí. Esa es una mentira, una mentira que de tus labios oí.
Si fuera parte de tu vida, no me dejarías ir, pero solo son tus labios los que pueden decirme "vení".
Acá muero y muero despierta. Muero consciente. Mi "yo" es lo que me mata y la mentira es lo que me fortalece.  Y ya todo da igual, si yo voy conmigo a todos lados, ni en la muerte me separo.

lunes, 12 de junio de 2017

Y se acabó mi inspiración porque vuelvo a ser la tonta, la primera. Yo me pregunto "por qué ". Me pregunto qué será lo que no tengo que te falta; qué te hace de mí buscar más allá. Me lo pregunto una y otra vez, pero no tengo respuesta.
Vuelvo a ser la tonta, la primera. Y sí, lo sé. No soy perfecta, menos linda y mucho menos lo que alguien puede querer, pero sé que es lo que quiero y lo que no. Sé que quiero ser la única, sé que puedo cumplir EL rol.
No sé por qué me pasa, por qué no puedo soltar, por qué no puedo lograr darme el lugar que tengo: la primera. Y se me rompe otra vez el corazón en mil pedazos buscando una razón para creerte a vos. Creerte lo que me lastima, porque si algo no hacemos es mentir. La verdad adelante aunque duela. La verdad contra mí y sin anestesia.